Now Reading: Adentro de la Calle: Flemas de un MC Parte I

Loading
18 mayo, / Omni

Adentro de la Calle: Flemas de un MC Parte I

svg22

La Escena Nacional

Es común escuchar hablar del movimiento hip hop y asociarlo con hombres afroamericanos con ropa del triple de su tamaño, con cadenas de oro y mujeres con cuerpos exuberantes o por lo menos, es lo que de forma mediática se nos ha inculcado desde una perspectiva estadunidense. Es algo curioso poder imaginarlo en México, donde el género o los géneros preponderantes son más bien de tintes “folclóricos”. Entre sus derivados ya más actuales encontramos cosas como la banda, el tamborazo, los narcocorridos, etc.

Imaginar a un rapero con perfil de 50 Cent en una cantina estilo película de las ficheras, rodeado de borrachos y damas de compañía; con sobrepeso o ropa que no es de su talla, es algo irregular, por ende, el rapero mexicano supo adaptar esta mezcolanza de culturas a la propia, sin olvidar aquellos que optaron de forma ortodoxa (para decirlo de alguna forma), por seguir con el glamur comercial que implica ser rapero, ya que por otra parte, algunos tomaron el folclor como herramienta de mercado sin perder la esencia nacional, un ejemplo palpable, no de mi gusto pero conocidos en el mercado a fin de cuentas, son los del dúo chicano Akwid, u otros como Control Machete, tomando temas comunes como “El Chubasco” (también conocido como “Lupita”)  y convertirlos en una especie de remix o readaptación.

flms3

Aquellos, igual que muchos exponentes nacionales, han sabido utilizar sus rasgos músico-regionales para denotarse o diferenciarse en el ámbito del hip hop, por ejemplo, el sur del México es muy característico por su música con más tintes sociales y de conciencia, quizás debido al contexto que dicha área del país ha tenido que vivir, a diferencia del norte que está más influenciado por el vecino gringo, con temas (muchas veces) más superfluos como lo son la competición o temáticas de ego.

El rap norteño, no todo, pero en su mayoría, es muy agresivo y con tintes de oscuridad, tal vez debido al entorno de una frontera en guerra.  Personalmente,  veo que el rapero actual en el país, intenta darse a conocer en su región y desea brillar en un ambiente donde todos tienen las mismas ideas o se creen los más aptos, en fin, público de todo tipo podemos encontrar en la escena nacional.

flms2

Somos parte viva de una juventud obstinada, con diferencias de ideas, el problema, o uno de los tantos que existen en el hip hop es que en parte de sus primordiales temáticas todos son la ‘’mera paipa’’ y por lo mismo nadie puede rebasarse. Ahora, ni pensar en rebajarse a ayudar a otros o darles el visto bueno, debido a esta falta de solidaridad es que el rap nacional dio un giro y avanzó adaptándose y formando alianzas (crews) e incluso monopolios llamados sellos discográficos, colectivos o difusores locales, rezagando así a las nuevas generaciones o a todos aquellos exponentes que no entraron en el perfil o que, en todo caso no quisieron participar en el proyecto de algunos raperos o productores emergentes. Aún así, la perseverancia de algunos rezagados se hace notar desde otra visión, dirigida a otro público más abierto, menos dogmático o menos bombardeado de forma mediática aunque, claro, menos extenso.

En esta era de tecnología, las redes sociales se han vuelto herramientas muy útiles para la difusión y también para poder enterarnos de todo lo acontecido al tema que sea de nuestro interés, en este caso, la escena nacional, causando que artistas underground de otros estados se vuelvan figuras públicas y estén en el ojo del huracán y de esa forma promover tanto su música como su imagen, es en este punto cuando nos damos cuenta que el Rap Nacional se vuelve un negocio. También existen quienes usan la clásica rencilla musical, esto es, dedicar temas en contra de otro rapper y causar controversia. Algo así como Yuri y Alejandra Guzmán.

Otros son más listos: tratan de llegar a un público distinto creando rap de amor, que es muy popular en la juventud y da bastantes resultados si se sabe implementar a la par de una imagen suficientemente estética. Esto denigra la esencia del rap al volverlo un icono pop, vendiéndose a otros géneros o músicos ajenos y hasta contrarios al movimiento.

De tal suerte que la música rap, de ser conocida como agresiva, de contenido realista, crudo y acerca de las calles, pasa a convertirse a un estilo que es más cercano al de Juan Gabriel que al de 2Pac.  Esa es una de las tantas formas con las que se lucra con la música. Aun así, se sabe que esa fórmula ha llenado estadios, ha permitido que el rap tenga cabida en medios como la radio comercial, la (bien censurada y maniquea) televisión mexicana de señal abierta, siempre retraída para con el género. El contra de esto, es que la escasa cultura musical ocasiona que el público desinformado encasille al rap como música de pandillas o melodías de amor para pubertos, cuando existe un trasfondo que va más allá de aquella limitada visión.

flms2pac

Podemos mencionar el Grafitti, el Break Dance; a los Dj’s y por supuesto, al MC: los clásicos cuatro elementos en los que no me adentraré en este artículo.

Ahora bien, como podemos apreciar, el Rap Nacional es mucho más que unos chicos intentando imitar a Eminem en 8 Mile. Y sí, se puede vivir de esto en México, también con sus respectivas características, claro está.

flms8-mile-features

C O N T I N U A R Á…

 

svg

What do you think?

It is nice to know your opinion. Leave a comment.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading
svg

Quick Navigation

  • 1

    Adentro de la Calle: Flemas de un MC Parte I

A %d blogueros les gusta esto: