Loading
25 septiembre, / Fernando Teo

CANTINFLAS (2014)

svg83

Este es el segundo largometraje de cineasta mexicano Sebastián del Amo, que en el 2012 nos presentó su opera prima El fantástico mundo de Juan Orol. Para ser sinceros, la cinta es desastrosa, es un lamentable ejercicio por parte de Sebastián del Amo. Todas las virtudes que presentó en su opera prima, como lo fueron, una narrativa lineal, pero efectiva y un guion dinámico en la medida de lo posible, son los elementos que de entre muchos otros carece Cantinflas.

La cinta al ser una bipopic relata la vida de Mario Moreno (Óscar Jaenada) desde sus inicios en las carpas veracruzanas en 1931, su encuentro con Estalisnao Shilinsky (Luis Gerardo Méndez), su migración a la ciudad de México en 1937, el salto al teatro para  posteriormente ver su ingreso a la industria cinematográfica  hasta llegar a la entrega de los Globos de Oro de año de 1956. A la par de esta narración, se nos muestran las peripecias de Michael Todd (Michael Imperioli)  director de La vuelta al mundo en ochenta días. En dónde su principal objetivo es llevar a Cantinflas a esa producción, esta parte del metraje se centra en el año de 1955.

Cantinflas –como se esperaba- es una cinta condescendiente con la figura del cómico mexicano, intenta ensalzar a Mario Moreno de manera ridícula –ya sea, humillando a Marlon Brandon en la entrega de los Globos de Oro, o siendo admirado por Charles Chaplin, habrase visto- además, no problematiza en cuestiones a todas luces evidentes, de modo que es sumamente acrítica. Ya sea en la vida personal de Mario Moreno –como lo es la problemática con su esposa al no poder tener hijos que es resuelta de manera casi mágica-  o bien, no mostrando la etapa de servidor público a través de sus cintas o su cercanía con el PRI.

121996_gal

La narrativa de la cinta es llevada en dos momentos, intentando darle una dinámica al filme, sin embargo este recurso es ineficaz, al grado que para seguir el hilo de la historia el director tiene que guiarnos a través de recuadros en donde observamos los años en que estamos ubicados, pero la cantidad de veces en que la cinta se mueve en la línea temporal hace insuficiente este recurso.

Dentro de lo más lamentable de la cinta es la funcionalidad de los actores secundarios que quizá el único que se salve es Luis Gerardo Méndez, que en un breve momento de la cinta hace una crítica al star system de aquellos años, pero que funciona muy bien para el desfile de actores que interpretan a una figura del cine nacional: Joaquín Cosío como Emilio “El indio” Fernández, Adal Ramones como Fernando Soto “Mantequilla”, Ximena G. Rubio como María Félix y así una decena de actores en pantalla en una oleada de cameos insufribles, en verdad.

Por otro lado Óscar Jaenada, hace un trabajo estupendo, la interpretación de Cantinflas es lo mejor de la cinta; –de hecho es lo único rescatable- el tono de voz, el lenguaje corporal y el cantinfleo se sienten muy naturales. Y quisiera hacer hincapié en el tono de voz que ejecuta Jaenada, ya que interpreta a Mario Moreno en tres momentos distintos: el primero de ellos es cuando  el cómico pertenece a la clase baja, el segundo momento lo observamos en la interpretación como tal en el papel del ‘peladito’ y el tercero es interpretar a un Mario Moreno perteneciente a la clase alta, ya estilizado. El cambio en el tono de voz entre cada una de esas etapas me pareció increíble.

La cinta en sus primeros minutos prometía mucho en cuanto al guion y a la fluidez narrativa, pero se vuelve una película insostenible, porque no hay un hilo conductor, o sea, la película intenta narrar la vida personal, la vida profesional y la proeza de Michael Todd, al mismo tiempo, pero ninguna de estas narraciones es homogénea y ninguna tiene una consecuencia que se sienta acorde a lo que se ve en pantalla. Son muchos temas y ninguno bien desarrollado. Lamentable.

svg

What do you think?

It is nice to know your opinion. Leave a comment.

One Comment:

  • gerardo

    septiembre 25, 2014 / at 10:15 pmsvgResponder

    ¿La película es divertida? ¿Representa una evolución en cuanto a lo que el cine mexicano ha representado los últimos años? ¿Podemos estar orgullosos del trabajo de producción del lagunero Adolfo Franco? ¿Será recordada esta película con el paso de los años? ¿ Me dejará con un buen sabor de boca si soy fan del personaje y del actor? ¿si no lo soy también? ¿Cuál es el objetivo de la historia, ser fiel a la biografía o es flexible con el fin de tener libertad creativa y brindarnos nuevas experiencias?
    Todas estas preguntas relevantes no se contestaron en la crítica. Una vez más la crítica se aleja de los espectadores y parece ser un simple pretexto para darle una voz a alguien que cree saber sólo un poco más que los demás de cine. A fin de cuentas el motivo por el cuál la mayoría de las personas van al cine es para olvidar un poco la rutina y sentir emociones nuevas. Tal vez algún día un crítico entienda eso, mientras tanto…

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading
svg

Quick Navigation

  • 1

    CANTINFLAS (2014)

A %d blogueros les gusta esto: