Now Reading: LAS PENAS CON PUNK SON MENOS

Loading

LAS PENAS CON PUNK SON MENOS

svg6

EL RESPETO AL DESECHO AJENO ES EL PUNK.

Creo que un cuarto de siglo ni se dice tan fácil ni es la gran cosa. Mejor decir 25 años y dejarnos de adornitos insulsos. Estoy en una edad en la en la que los de mi generación empiezan a quedarse pelones, a hacerse a la idea de domesticarse, a otros muchos no les quedó otro remedio que eso desde antes de los 20 y hay algunos más que tal vez en un afán de dejar de sentirse mozalbetes dependientes de sus padres, han tenido a bien adoptar el papel de Godínez.

Punk2_525No está a discusión el hecho de que la lucha por la supervivencia es menester de la sociedad, ni el de que cada quien es libre de encontrar la forma que mejor le acomode para lograrla. Y es que si se quiere crecer y triunfar en cualquiera de los sentidos, los cambios son inherentes, va, lo que no está chido es perderse en un viaje de ego-sumisión en el que uno termina convirtiéndose en su chamba, en la persona que busca nuestra pareja y en lo que creemos que un mundo que a veces nos ignora, espera de nosotros. Ta cabrón. Mejor conservar una identidad, no perder aquello que nos identifica, que nos atrae, que nos mantiene vivos y no deja de humanizarnos mientras sobrevivimos.

“Nunca pierdas contacto con lo sencillo” le decía Al Pacino en su papel de John Milton a Kevin Lomax (Reeves) en la película El Abogado del Diablo al invitarlo a viajar en el metro a pesar de ser peces gordos en el mundo jurídico del Nueva York de finales de los años noventa. Cuando yo quiero volver a lo básico, acudo al punk.

MI HOYO “PUNKY”

Pasan los años y ahora más que nunca, veo mis ojos reflejados en el agua sucia del punk rock. La explicación es tan simple como sus acordes: me gusta todo lo que sea de esencia rockanrolera, todo lo que sea intenso y que además, se haga sin mayores complicaciones.all_star_punk_by_art_snob_solutions-d5iy3d1

El punk está podrido como el mundo; vivo, como los que lo habitamos; no se rinde, como el curso mismo del tiempo. Es crudo y demanda huevos, tal y como lo hace la vida misma. Eso es para mí el punk rock, un adjetivo que bien puede usarse como insulto.

La pureza del rock and roll primigenio que no me canso de escuchar –no matter what- la vuelvo a encontrar, endurecida, en el punk y la redescubro, y me hago uno con ella y es como si esos acordes rápidos mimetizaran la basura que hay dentro de mí, la vomitaran en un grito y me enterraran una aguja intrauditiva que me llena de energía.

Hay quienes una vez que conocen la ejecución, por ejemplo, de géneros como el rock progresivo, con su pulcritud y “perfección”, pierden su gusto por el punk y prefieren música con un mayor grado de complejidad. Yo mismo disfruto de viajar en el progresivo, el blues u otros estilos pero lo que me ofrece el punk, el choque de frente con la realidad, ese aire de humor negro, el descaro, la poca pretensión y al mismo tiempo –de modo paradójico- la indómita postura en contra del conformismo, difícilmente la encontraría en otro estilo musical.

punk2Mucha historia hay detrás del rock punk. Desde sus raíces en el garage rock, la aparición de Iggy Pop y sus Chiflados, el legado de los Ramones e incluso la aparición del post punk con músicos de la talla de Joy Division, hasta la filosofía punk que echa mano de la anarquía, el nihilismo y la rebeldía.

Más allá de adentrarse en la historia y análisis del género (cosa que amerita su propio espacio), invito a quienes esto leen, a percibirlo como lo que a fin de cuentas es: una expresión musical que como todas, dice más en su sonido que en sus anécdotas y que en su propia lírica.

Absurdo sería pretender cuantificar las bandas que componen el movimiento punk, pero me permito comentarles en breve, 10 de las bandas que me han marcado y quienes han sido los culpables de mi adicción al género (en el orden en el que recuerdo haberlas ido escuchando):

  1. NIRVANA: al ser la banda gracias a la que soy amante del rock y aunque no se trata propiamente de un grupo de punk, tiene una estructura musical basada en dicho estilo (además de su energía y desfachatez) y fue la que eventualmente, me llevó a la búsqueda de experiencias sonoras semejantes.
  2. THE RAMONES: porque hablar de punk es hablar de ellos y viceversa. Con lo más básico del rock and roll, los neoyorquinos me demostraron que todo era posible y que pese a la aparente simpleza y similitud entre sus obras, se pueden transmitir cosas muy distintas.
  3. THE STOOGES: quienes bajo la batuta de Iggy Pop, me enseñaron con el disco Raw Power (1973) que la crudeza bien puede ser disfrutada a flor de piel. En gran parte gracias a éste LP, fue que se desencadenó un movimiento que hasta la fecha, sigue teniendo influencia en los músicos de rock.
  4. BAD RELIGION: con ellos comparto la resistencia a renunciar al punk aunque pasen los años. Han estado activos desde finales de los setenta y siguen sonando –aunque más maduros- tan frescos, tan rockeros, tan gruñones y tan punks como en sus inicios. Me transmiten mucho, su sonido fresco y angelino me llena. Imposible para mí, no mover la cabeza en cuanto empiezan a tocar.
  5. THE ADICTS: Ingleses, irreverentes, malditos. Su música huele a locura, la inclusión de violines le da un toque tan tétrico como satírico. Una podrida delicia.
  6. THE CLASH: Otros británicos que son una referencia innegable de la contracultura y el punk. A pesar de que el ska nunca ha sido lo mío, la forma que en que los londinenses lo fusionan con el punk, me resulta más que disfrutable. Independientemente de su mixtura sonora, no hay manera de que el resultado de la misma, defraude a cualquiera que guste del rock and roll.
  7. THE DISTILLERS: con una trayectoria no rebasó los ocho años de duración y cuya discografía consta de tres discos de Larga Duración y un EP. Me sedujeron con la desgarrada y rockerísima voz de la sensual Brody Dalle y sus riffs poderosos que nada le piden al metal. Me hicieron redescubrir el hardcore punk y hacer mía su bestialidad.
  8. SEX PISTOLS: mi prejuicio. Alguna vez leí que habían sido un fraude y le di la espalda a su música. Fue hasta mis tiempos universitarios que me decidí a escucharlos sin tapujos y más allá de su tema Anarchy in the UK. Sigo sin considerarlos la mejor banda de punk de todos los tiempos pero definitivamente su sonido sigue rompiendo madres y es puramente (o asquerosamente) punk.
  9.  THE MISFITS: eso de Horror Punk con lo que los catalogan, siempre me ha parecido un tanto inadecuado o insuficiente puesto que dice más del aspecto estético, que del musical de la banda. Hardcore punk en todo caso. Como sea, son unos maniáticos que disfrutan tocando las fibras más enfermizas de sus escuchas. Divertidos, duros e indomables.
  10. THE CRAMPS: lo mismo le pegan al punk que al rockabilly y al garage. Incluso les encuentro algunos toques surf. Creo que mi viaje punk no estaría completo sin ellos. No son aptos para todos los oídos, hay que estar un poco locos para dejarse envolver en el grotesco mundo de los Cramps.

 

punk1

svg

What do you think?

It is nice to know your opinion. Leave a comment.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading
svg

Quick Navigation

  • 1

    LAS PENAS CON PUNK SON MENOS

A %d blogueros les gusta esto: