Now Reading: Sábado en el Vive Latino

Loading
http://www.tono.tv/
6 abril, / Talite

Sábado en el Vive Latino

svg37
Foto:©Toni http://www.tono.tv/

El sábado 29 no empezó como cualquier otro sábado en mi vida, para empezar estaba agotada de haber bailado tanto una noche antes con Arcade Fire y Cut Copy, pero éste era mejor que otros, iba a ir al concierto con mis dos personas favoritas, mis hermanos. Mientras íbamos en camino, platicando sobre a quién veríamos y que haríamos, mi hermano, que tiene 32 años, nos confesó que nunca había ido a un Vive Latino, lo que hacía más grande el día, ya que parecía un niño llegando a un parque de diversiones.

 Llegamos cuándo estaban Los Caligaris, entramos ya empezado al escenario INDIO, me maravilló lo que vi, gente bailando SKA, chicos y chicas con máscaras de luchador, no soy una persona que le guste este tipo de música y mucho menos he ido a un concierto de Ska, son una banda con un pasado circense y saben hacer un buen show, tienen la facilidad de tener la atención del público y hacerlo sentir bien con su música. Lo que me hizo sonreír y aplaudir más, fue al final, cuándo sacaron una manta agradeciendo a México, pequeño detalle que hizo que todos los que estábamos ahí nos emocionáramos.

Debo mencionar que mi hermano iba muy emocionado porque iba a ver a Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra, estábamos pacientes esperando a que llegara el momento que saliera cuando de pronto una gotas, enormes gotas de lluvia empezaron a caer, pronto ya no eran gotas eran granizos de buen tamaño que empezaron a invadir el escenario y todo lo que había alrededor, no quedo más que correr a protegernos de la inminente lluvia. Luego de esperar debajo de las gradas, intentando no mojarnos, viendo como la gente se volvía loca, los que corrían en el agua, los que hacían angelitos de granizo en el piso, los que no querían mojarse (como nosotros)  nos quedamos apretados esperando a que la lluvia bajara.

Una vez que el Dios Tlaloc se apiado de tantos fans desesperados por seguir bailando y disfrutando el aniversario del festival, salimos de nuestra madriguera para seguir con la diversión, justo a tiempo ya que no tardó en empezar el show de Emir Kusturica y su gran banda, momento en el que me encontré a unos grandes amigos y nos quedamos juntos para disfrutar el show, de la banda me impresiono su energía, su música, su entrega al público y lo que más la entrega del público hacía la banda. Eso fue lo que más me gusto, no sé si fue por la zona en la que estaba, por mi hermano que no dejaba de sonreír y bailar, que además había mucha gente alrededor que no paraba de mover la cadera, de imitar a Kusturica, de cerrar los ojos y disfrutar el momento, para mí fue un momento mágico.

No nos movimos de ese escenario, me hubiera gustado ver a Little Jesus, Motorama y Technicolor Fabrics, estos últimos me habían encantado ya hace unos años con Frequency, pero el horario no ayudo a poder ver a todos.


Foto: ©Toni http://www.tono.tv/

Nos quedamos esperando a que saliera El Gran Silencio, salieron con todo, el escenario se empezó a llenar de tal manera que nos tuvimos que mover hacía una orilla, era demasiada la gente que estaba llegando, tocaron con todo, prendieron a la gente, tanto que a mi lado tenía a dos señores, sí señores, seguro ellos llevaban 15 años yendo al Vive Latino, no lo sé, pero la energía, la borrachera y la diversión que traían era única con decirles que hasta bailaron el Chúntaro Style y si han visto el video, sabrán como es el baile.

 Llego uno de los momentos más esperados de la noche, La Maldita Vecindad, los pachucos, los que movieron corazones, los que nos regresaron a otra época, mientras llegaba más y más gente, estando con mis hermanos, mi hermana nos contó que cuándo iba en la primaria con su mejor amiga se ponían en el recreo a cantar la canción de “Un Poco de Sangre” y que era lo más rudo que cantaban. Lo que se nota que es una banda que ha pasado por generaciones y seguirá haciéndolo, con pequeñas introducciones antes de cada canción, Roco Pachukote  introducía a la audiencia a la canción, al reencuentro, a los recuerdos, la emoción y euforia que había en ese momento, que lo describo como inolvidable.

Al terminar la Maldita Vecindad y  ya no era posible moverse, estaba tan lleno, tanto que la explanada y las gradas estaban a reventar, cansados y con hambre, decidimos movernos para estar más cómodos, al ver que ya era imposible regresar para ver a Calle 13, decidimos abandonar el lugar, ya no quisimos portarnos mal  cansados y con sueño, abandonamos el Foro Sol, dejando a miles de personas disfrutar, bailar, gritar con Calle 13 y Los Tigres del Norte, he de contarles que Los Tigres del Norte traen un espectáculo único, se conectan con el público de manera inmediata y luego ya no puedes dejar de cantar y estar con los Jefes de Jefes, esto fue en el tan olvidado Vive Grupero.

svg

What do you think?

It is nice to know your opinion. Leave a comment.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading
svg

Quick Navigation

  • 1

    Sábado en el Vive Latino

A %d blogueros les gusta esto: